MayweatherReportes que llegan desde el viejo continente indican que se habría llegado a un acuerdo para la celebración de un combate entre el “rey libra por libra” Floyd “Money” Mayweather y ex doble campeón mundial Amir “King” Khan para el 3 de mayo de 2014 en el MGM Grand de Las Vegas, EEUU.

Jeff Powell, reportero del Daily Mail, asegura que el anuncio podría darse en los próximos días y que se espera que el evento recaude alrededor de $ 200 millones de dólares.

No dudo de la veracidad de las negociaciones, pero me parece muy temprano para que se esté hablando de que se dará a conocer el próximo rival de Floyd Mayweather. Ya que aún faltan siete meses para la celebración del combate y si hacemos memoria, sus últimos adversarios fueron elegidos con tres y cuatro meses de antelación.

Tampoco me parece que la proyección de $ 200 millones de dólares en ganancias se acerque a la realidad, porque estamos hablando de una pelea en la que de antemano se conoce el resultado.

Powell asegura que habrá una promoción muy agresiva, tal como ocurrió en el Mayweather-Canelo de septiembre pasado, y que se contempla lanzar una serie de documentales y programas especiales para dar a conocer de forma masiva ante los televidentes al inglés Amir Khan.

Tengo que recordarles el problema en el que Showtime se metió cuando la respuesta de los fanáticos no fue la esperada en el Mayweather-Guerrero y tuvieron que maquillar las ganancias del evento, así como el número de compras del PPV, para no afectar los futuros combates del boxeador apodado “Money” y seguirse viendo como una franquicia exitosa.

Si bien será muy difícil que se pegar otro “home run” como el que consiguieron en el enfrentamiento entre Floyd Mayweather y Saúl “Canelo” Álvarez, en el que se calcula que recaudarán $ 200 millones de dólares en ganancias brutas. El Maywetaher-Khan no genera el suficiente interés como para verlo como un “mega-evento” que dejará ganancias millonarias.

Al “Canelo” se le veían posibilidades de victoria, pero al darle una verdadera repasada, Floyd se encargó de que los fanáticos y los mismos medios de comunicación, elevemos tanto sus capacidades, que consideremos que solo unos pocos boxeadores tienen posibilidades de frenarlo.

No está mal la pelea. Después de todo Floyd Mayweather no tiene la culpa de ser muy superior a sus contemporáneos. La pelea contra Khan podría ocurrir y nadie reclamaría, pero la misma está muy lejos de ser lo que asegura Jeff Powell. Aún cuando se esté tratando de atraer al mercado británico.

Ahora bien, el movimiento que hizo Amir Khan, de rechazar la oferta para combatir el 7 de diciembre contra Devon Alexander fue muy astuto. Porque no atraviesa por un buen momento y porque era muy probable que perdiera la pelea y su valor habría caído estrepitosamente.

Pero no olvidemos que el Mayweather-Guerrero presentó números rojos para la cadena de televisión CBS/Showtime, así que no esperen algo diferente en el Mayweather-Khan.

Como dije anteriormente, la culpa no es de Floyd, pero si Saúl Álvarez hubiera sido al menos competitivo, otro futuro le esperaría al match frente a Amir Khan.

Sinceramente pienso que la pelea contra el púgil inglés no se oficializará en los próximos días y solo se logrará si en los siguientes cuatro meses no aparece un boxeador que obtenga un triunfo espectacular.

Marcos Maidana, Erislandy Lara, Alfredo Angulo y el mismo Devon Alexander, lucen con más posibilidades de quedarse con ese billete de lotería que el “Money” Mayweather está entregando dos veces al año.

Me gusta más para que el argentino Sergio “Maravilla” Martínez se quede con el chance, porque esa pelea sí tendría una tremenda recepción en los aficionados.

Solo denle tiempo al tiempo y verán.

Comenta sobre este articulo