Salido pik okt 2013El triunfo conseguido el pasado sábado le ha dado al mexicano Orlando “Siri” Salido, además del título mundial pluma de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), vigencia en un deporte en el que los boxeadores se hacen viejos de forma tan rápida, que una vez que su tiempo útil ha finalizado, solo sirven de escalón para el león joven que viene emergiendo.

Si bien convertirse campeón mundial ha dejado de ser una proeza, el serlo cuando se cree que tu nivel competitivo dista mucho de glorias pasadas puede significar que aún te queda algo en la valija.

Durante la conferencia de prensa final de la cartelera en la que Salido reconquistó la corona mundial pluma de la OMB, la empresa Top Rank anunció que estrenaría la faja el 25 de enero de 2014 contra un peleador que debutó en ese mismo programa, el ucraniano Vasyl Lomachenko.

A Lomachenko le precede un destacado historial en el terreno amateur, en el que ganó 391 combates y solo perdió 1. Además de que obtuvo dos medallas de oro en juegos olímpicos y dos más en campeonatos mundiales amateur.

A ello tenemos que agregar una participación imbatida dentro de la Serie Mundial de Boxeo de la AIBA (Asociación Internacional de Boxeo Amateur) en donde peleó sin careta, con reglas parecidas a las del boxeo profesional y obtuvo 6 triunfos sin derrota, incluido uno en la final del circuito.

La prisa que se tiene con Vasyl Lomachenko obedece más bien a los deseos de él mismo, de conseguir peleas en las que además de grandes bolsas, exista la posibilidad de obtener gloria en el boxeo profesional.

Después de todo es un peleador que está acostumbrado a enfrentarse a los mejores. Salido o cualquier otro significarían lo mismo para él.

Top Rank ha sido muy flexible con sus deseos y el 25 de enero buscará convertirlo en el boxeador profesional en obtener un campeonato del mundo con menos combates, al tener la posibilidad de hacerlo en su segundo. Un record que superaría al del tailandés Saensak Muangsurin, quien lo hizo en tres.

Ya incluso están barajando la posibilidad de que meses más tarde colisione con otro histórico que se encuentra invicto, el cubano Guillermo Rigondeaux, actual monarca mundial súper gallo de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y la OMB.

Un duelo entre invictos que lo ganaron todo en el boxeo amateur… tremenda agenda le espera al pugilista ucraniano.

Pero del plato a la boca se cae la sopa y el “Siri” tiene experiencia en estropear planes de montar “mega-eventos”, en los que además de lo deportivo hay mucho dinero en juego.

Es como si estas proyecciones se hicieran sin contemplar que él se encuentra en el tablero, o se diera por hecho que por ser solo un peón, se puede eliminar en el momento en el que lo precisen.

Corría el año 2011 y en el panorama existía un deseo ferviente en los fanáticos por que finalmente se materializara una pelea entre las súper estrellas del peso pluma el puertorriqueño Juan Manuel “Juanma” López y el cubano Yuriorkis “El Ciclón” Gamboa.

Dos campeones mundiales invictos en la cúspide de sus carreras, chocando en una reyerta que tenía dos años cocinándose a fuego lento.

“Cuando todo el mundo esté jadeando por ver a estos chicos [Juan Manuel López y Yuriorkis Gamboa] luchan entre sí, voy a hacer un gran reventón, un gran espectáculo,” manifestó en su momento Bob Arum, mandamás de la empresa Top Rank.

Pero como dijimos con anterioridad, del plato a la boca se cae la sopa. Y cuando que solo le faltaba un ladrillo a la majestuosa edificación, llegó alguien a echar abajo la obra.

El 16 de abril, Top Rank presentó una cartelera en la que “Juanma” López expuso su corona mundial frente a un boxeador que venía de perder un combate de unificación contra “El Ciclón” Gamboa, el mexicano Orlando “Siri” Salido.

Tener a López venciendo a alguien al que Gamboa había derrotado previamente, calentaría aún más los ánimos del respetable. Pero no fue así, Salido noqueó a López en ocho rounds de forma tan demoledora, que los deseos de los fanáticos por ver encontrarse en un ring sus héroes se diluyó más rápido que el humo.

Se les olvidó que en el ajedrez el peón puede matar al rey.

En el boxeo no hay enemigo pequeño y hacer planes futuros para Vasyl Lomachenko dando por sentado un resultado, podría significar otra caída como la de Juan Manuel López.

Comenta sobre este articulo