Promocionesdelpueblo k25052015 70668A partir del mes de marzo del presente año, la empresa Promociones del Pueblo se convirtió en el principal proveedor de la serie sabatina de boxeo que Televisa transmite por Canal 5 y que lleva por nombre “Sábados de Box”.

Antes de que esto ocurriera, existía otro proveedor importante, Golden Boy Promotions, quien repartía sus fechas de televisión entre sus asociados Cancún Boxing de Pepe Gómez y Canelo Promotions de Eddy Reynoso.

La salida de estas empresas de la rotación de la serie “Sábados de Box” fortaleció las relaciones entre Televisa y Promociones del Pueblo, quien a su vez ha tenido que hacer alianzas con otras empresas para poder aumentar su catálogo de peleadores.

Si revisamos la plantilla con la que cuenta la promotora para llenar las fechas de televisión, encontraremos que son las féminas quienes poseen mayor nivel y quienes han alcanzado mayor éxito en peleas de jerarquía.

Ibeth Zamora y Arely Muciño son actualmente campeonas del mundo y Jessica Chávez y Mariana Juárez lo fueron en algún momento de sus carreras. Todas ellas se han batido ante lo mejor del mundo y la mayoría de las ocasiones lograron salir abantes.

De los varones no podemos decir lo mismo. Si bien sobresalen entre sus filas los campeones mundiales Pedro Guevara y Carlos Cuadras y los ex campeones del mundo Jhonny González y Adrián Hernández, la mayoría de los peleadores de diez y doce rounds han fracasado en pleitos de envergadura.

A principios de 2014, el ex campeón mundial Hugo Cazares fue derrotado en Irlanda en pelea eliminatoria y el mismo resultado obtuvieron Edgar Puerta, Julio Ceja, Miguel Román, Dante Jardón, Marco Antonio Peribán, Alberto Guevara y Hugo Ruiz cuando contendieron por un título del mundo en el exterior.

Algunos de ellos no formaban parte de Promociones del Pueblo cuando sus peleas titulares ocurrieron. Sin embargo, los resultados nos sirven como referente para evaluar el verdadero nivel de estos pugilistas.

Cuando Marcos “Dorado” Reyes, Marco Antonio Rubio y Arturo Santos se probaron en Estados Unidos, les ocurrió exactamente lo mismo y en realidad no hubo ninguna sorpresa.

La empresa promotora sigue apostando por varios de los púgiles que mencionamos, algunos de ellos son Julio Ceja, Miguel Román, Dante Jardón y Alberto Guevara, y a la lista habría que sumarle a jóvenes como Adrián “Diamante” Estrella, Giovanni “Rey” Vargas, Nery “Pantera” Saguilán, Jairo “Doberman” López, Sergio “Dandy” Puente y los ex olímpicos Oscar y Javier Molina.

En general se puede decir que Promociones del Pueblo está enfocado en el desarrollo de peleadores que en un futuro puedan llegar a discutir un cinturón mundial, pero por la distancia que existe entre el trabajo de marketing y el de matchmaking, pareciera que les preocupa más hacer records y crear estrellas que fabricar verdaderos boxeadores.

Llevar a un peleador a escalar en los rankings hasta disputar un match de campeonato es relativamente fácil si se cuenta con las relaciones correctas y con suficiente dinero que ayude a allanar el camino. Ni siquiera es necesario enfrentar a tu peleador ante oposición fuerte.

Ese ha sido el gran pecado de Promociones del Pueblo, ya que en lugar de ir intensificando en forma paulatino la oposición de sus prospectos, apuestan a su desarrollo ante rivales blandos y a darles exposición como figuras estelares en programas transmitidos por televisión nacional.

Desconozco quién es el matchmaker internacional de la empresa, pero puedo asegurar que está haciendo un trabajo deleznable que llevará a los nuevos valores a repetir el fracaso de sus antecesores.

Si nos enfocamos en uno de los prospectos más avanzados como “Rey” Vargas, encontraremos que de sus 24 combates profesionales, 10 han sido internacionales y en los mismos enfrentó a boxeadores físicamente más chicos, que pertenecen a divisiones de peso inferiores, que no poseen mucha pegada y que son de un nivel competitivo bastante bajo.

¿Qué le dejaron estas reyertas al púgil capitalino? ¿Más ring? ¿Mayor experiencia? ¿Más exposición en televisión?

El cementerio que sigue registrando en su record le ha traído muy buenos dividendos a Vargas, ya que actualmente es cuarto clasificado en el peso súper gallo por el Consejo Mundial de Boxeo (CMB), quinto por la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y séptimo por la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Si su promotora se empeña en seguir empujándolo en las clasificaciones, muy pronto le llegará la oportunidad.

Ahora bien, Promociones del Pueblo está en su derecho de manejar su negocio como mejor le plazca, pero viendo las cosas desde el exterior no dejan de saltar a la vista las siguientes interrogantes:

– ¿Dónde ha quedado la competitividad y el compromiso que se tiene con la audiencia?
– ¿La gente que maneja departamento de deportes de Televisa sabe diferenciar entre construir boxeadores y crear estrellas para la televisión?
– ¿Cuándo se darán cuenta que parte de la culpa por el fracaso en el extranjero de los pugilistas que presentan en sus pantallas es por su falta de control en el contenido de la serie “Sábados de Box”?

La forma en la que Promociones del Pueblo lleva la carrera de muchos de sus prospectos no es algo que se acabe de inventar, es algo que siempre existió. Y la historia nos dice que grandes estrellas como Juan Manuel Márquez, como Marco Antonio Barrera, como Erik Morales y como Jorge Arce construyeron su reputación imponiéndose a competencia de verdadero nivel mucho antes de ganarse el estatus del que gozan en la actualidad.

Si usted pretende crear estrellas para la televisión sin antes haber expuesto a sus boxeadores en peleas competitivas, se seguirá dando de topes contra la pared cuando la realidad alcance a sus pupilos.

Elevar las expectativas de un púgil puede salir contraproducente cuando lo acostumbra a peleas blandas, porque no lo está preparando para lo que tendrá enfrente cuando salga al extranjero a verse las caras con lo mejor del mundo.

Haga bien su trabajo y no destruya a sus boxeadores.

Comenta sobre este articulo