Canelo Vs Golovkin Fight 83d2f

Tres excusas, entre muchas, pueden argumentarse para esquivar una pelea de boxeo: las ganancias, una reciente lesión y hacer exigencias inaceptables para el rival. En ese limitado contexto se encuentran un trío de candidatos que a priori parecen rehusar el duelo frente al kasajo Gennady Golovkin: el británico Billy Joel Saunders, el bahamés Tureano Johnson y el mexicano Saúl Álvarez.

Invicto en 23 combates, 12 antes del límite, y reciente ganador de la faja mediana de la Organización Mundial (OMB), el zurdo Saunders rechazó molesto la oferta monetaria proveniente de los representantes de Golovkin, para efectuar en los próximos meses una pelea de unificación, ya que el kazajo posee el título de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), el regular de la Federación Internacional (FIB) y el interino del Consejo Mundial (CMB).

“Me hicieron una oferta (se afirma que $ 2 millones), pero la gente necesita entender que yo no tengo un revés en mi récord como David Lemieux, el último rival de Golovkin, ya que aquel venía de un par de fracasos consecutivos antes de enfrentarlo”, dijo enérgico Saunders a un diario inglés.

Saunders enfatizó que es mejor campeón que Lemieux y por lo tanto merece más dinero del que le ofrecieron. “Si tomo la pelea contra Golovkin considero sinceramente que puedo vencer, pero tiene que estar el dinero adecuado sobre la mesa. Si ellos lo ofrecen, entonces aceptaré el combate”.

Unos días antes de las declaraciones de Saunders, se informó que Tom Loeffler, de la promotora K2 Promotions (que representa a Golovkin) y Frank Warren (de Billy Joe Saunders) estaban en conversaciones para la pelea de reunificación en abril, que se efectuaría en Estados Unidos y con transmisión de la cadena Home Box Office (HBO).

“Hicimos una oferta significativa a Frank Warren ya que sigue siendo la prioridad de GGG el unificar todos los títulos de peso medio”, dijo Loeffler a ESPN.com. “La pelea de unificación con Billy Joe Saunders está primero en la lista para la próxima pelea. Ellos están interesados, pero no hay respuesta todavía”.

Saunders precisó que la cifra ofrecida por los representantes de Golovkin la podía conseguir ante otro rival y eso no es justo, porque estaría exponiendo su título y tomando un riesgo muy grande sin la compensación monetaria apropiada.

“Ellos tienen que pagarme más dinero del que podría conseguir en una revancha ante Chris Eubank Jr.”, expresó Saunders, vencedor unánime ante su compatriota en noviembre de 2014, cuando definieron el campeón británico y de la Mancomunidad Británica, en las 160 libras.

En el caso de Tureano Johnson (19-1-0, 13 KOs), primero en la clasificación de la FIB y retador obligatorio de Golovkin, se asegura que sufrió una lesión en el hombro durante los entrenamientos y es muy posible que tenga que pasar por el quirófano para corregir el trauma, que lo invalida de un pleito cercano versus el astro nacido en Karagandá, Kazajstán.

Días antes de conocerse la presunta lesión, Johnson expresó que no le temía a Golovkin como él asegura le ha ocurrido a todos los rivales del kazajo antes de escalar el cuadrilátero.

“Iré a vencerlo con espíritu de guerrero, porque a diferencia de sus anteriores adversarios, yo sí poseo un corazón que no le teme a nadie”, aseguró Johnson, de 31 años y cinco victorias en línea desde que sucumbió por la vía del sueño en el décimo asalto ante el estadounidense Curtis Stevens, el 4 de abril de 2014, en Pensilvania.

Por disposición del Consejo Mundial (CMB), el duelo entre “Canelo” Álvarez, dueño del cinturón regular de las 160 libras, y “GGG” Golovkin (34-0-0, 31 KOs) es obligatorio, aunque ambos recibieron autorización para un enfrentamiento previo, con la intención de incrementar el morbo, las expectativas y las ganancias para todos los involucrados, incluido el propio CMB.

Y tampoco se conoce el oponente de Álvarez, quien tiene fecha asignada el 7 de mayo, como parte de los festejos por la Batalla de Puebla (5 de mayo de 1862), que significó una victoria del ejército mexicano frente a las más numerosas y mejor equipadas fuerzas francesas de ocupación.

Al margen de la decisión “obligatoria” del CMB, el pleito Canelo-Golovkin parece transitar por un pantano que podría tragarse el entusiasmo de los fanáticos por presenciar esa fuerte contienda entre dos peleadores con características distintas, pero que sería de indiscutible emotividad.

Tras conquistar la corona, que arrebató por unanimidad al puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto, el 21 de noviembre, en el hotel y casino Mandalay Bay, de Las Vegas, el pelirrojo mexicano lanzó su grito de guerra, ante la pregunta de si aceptaría chocar contra Golovkin: “Ahora mismo. A Golovkin lo peleo ahora mismo”, dijo con total convicción y golpeando su pecho fuertemente.

Un rato después, en la rueda de prensa, “Canelo” fue más comedido y con la elegancia de un hábil torero dejó pasar el astado hacia sus representantes, quienes ni cortos ni perezosos destaparon la caja de Pandora.

“Si Golovkin quiere pelear tendrá que hacerlo en 155 libras o no hay pelea”, dijo Eddy Reynoso, entrenador principal del azteca, que enfrentó a Cotto en un peso pactado, tal como hizo en sus pleitos precedentes. “No necesitamos a GGG”.

La respuesta de los asesores de Golovkin resultó contundente: “La categoría mediana es de 160 libras, ni una libra menos”, lo que coloca al CMB en la encrucijada de decidir qué harían sin ambos se mantienen aferrados a su posición.

Más lejos fue el promotor mexico-estadounidense Óscar De La Hoya, principal directivo de la compañía Golden Boy Promotions y representante del mexicano, al comentar sobre el esperado combate.

“Si hoy tuviera que negociar la pelea, pediría incluso hasta el 90 por ciento de las ganancias para Saúl y daría solo el 10 por ciento a GGG, motivo por el que hoy se hace difícil negociar la pelea”, afirmó De La Hoya, lo que sería totalmente humillante y con pocas posibilidades de aceptar por su contraparte, dado el nivel, el prestigio y los resultados del europeo.

Convertido en astro taquillero del más alto nivel, estoy convencido que el grupo que guía la carrera de Canelo hará lo imposible por evitar que rivalice contra Golovkin, al menos en este 2016 cuando todavía el “Asesino con Cara de Niño” es una máquina de derribar rivales, 21 de ellos en forma consecutiva.

Y me remito a las palabras del profesor mexicano Nacho Beristain para corrobar lo expresado en el párrafo anterior: “Creo que es una pelea que no deberían hacer, el kazajo es mucho mejor peleador que ´Canelo´, su estilo es menos espectacular, pero es mejor”.

Como un gancho al hígado y para rematar, el avezado preparador mexicano recalcó que “Golovkin tiene mejores hábitos técnicos y puede destruir de alguna manera la carrera de ´Canelo´, quien es el más taquillero del momento, pero el kazajo lo puede retirar del boxeo”.

Los asesores de “Canelo” conocen a la perfección que Beristain no miente y de ahí que buscarán cuántas excusas existen para evitar el enfrentamiento. Incluso podrían renunciar a la corona mediana del Consejo Mundial (CMB), porque el pelirrojo es un imán taquillero que no están dispuestos a sacrificar, lo que ocurriría en caso de una apabullante derrota, incluso por la vía del cloroformo.

Ojalá me equivoque porque como a muchos amantes del boxeo, también me gustaría observar el “Canelo”-Golovkin. Pero creo que mi deseo forma parte de la ficción.

Comenta sobre este articulo