Ava Knight vs Jasseth Noriega 1ed03

Cada vez que veo publicidad del evento de Artes Marciales Mixtas (AMM) UFC 196, del que forma parte la actual campeona gallo del Campeonato Definitivo de Lucha (UFC, por sus siglas en inglés) la estadounidense Holly “The Preacher's Daughter” Holm, no dejo de admirar la difícil decisión que en 2013 tomó peleadora, de retirarse del boxeo para dedicarse al 100% a su carrera como artemarcialista mixta. 

Holm pasó de ser una atracción local en su natal Albuquerque, EE.UU., a una estrella que hoy goza del reconocimiento mundial de fanáticos de los deportes de contacto. Esto debido a que en el país de las barras y las estrellas el boxeo femenil es prácticamente inexistente y son pocos los espacios que se les otorgan a las mujeres para que ejerzan esa actividad. Contrario a las AMM, en donde la rama femenil se encuentra en su apogeo. 

“La Hija del Predicador” hizo exitosamente la transición hacia las Artes Marciales Mixtas gracias a que tiene bases en el kick-boxing, pero otras como Melissa McMorrow, Melinda Cooper, Kaleisha West y Maureen Shea no se pueden dar ese lujo porque sólo saben pelear con sus puños. Y ante tal desventaja, se ven forzadas a salir de su país para poder mantenerse activas. 

La mayoría de ellas invierten más en su carrera que los ingresos que obtienen por venir a México a enfrentar a figuras nacionales en pleitos que son transmitidos por televisión abierta a lo largo y ancho de la República. 

Durante la segunda convención femenil del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) celebrada este mes en Tijuana, México, “La Dama del Boxeo” Ava Knight fue una de las invitadas de lujo y el último día de actividades compartió sus experiencias ante un auditorio lleno de peleadoras profesionales, prensa y gente del medio boxístico. 

“Ir de sitio en sitio ha sido difícil para mí, viviendo fuera de casa y durmiendo en gimnasios, en coches, de sofá en sofá para convertirme en campeona. Entonces venir aquí y ser parte de todas estas grandes mujeres, es grandioso ser parte de esto, no hay nada mejor,” reveló Knight poco antes de dejar escapar unas lágrimas. 

“Regresaré a casa y nadie sabrá quién soy. Me rompe el corazón, por eso vengo aquí para ver tanta inspiración. Les ofrezco mi corazón porque siento que soy parte de algo.” 

La ex campeona del mundo manifestó desde su experiencia que el boxeo es un deporte solitario y que en la lucha por alcanzar su sueño de ser campeona del mundo, tuvo que dejar muchas cosas atrás, incluidas su carrera universitaria y su familia. 

Knight debutó en México en 2009, cuando fue derrotada por el icono del boxeo femenil Ana María “La Guerrera” Torres y en 2011 regresó para arrebatarle el cinturón mundial mosca de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) a “La Ametralladora” Arely Muciño con un nocaut que le valió ser fichada por una promotora mexicana y tener exposición nacional a través de la televisión. 

“La Dama del Boxeo” consiguió en México la atención y las oportunidades que jamás le dieron en Estados Unidos y combatió seis veces más durante los siguientes dos años, hasta que fue derrotada por Ibeth “La Roca” Zamora. 

Con una sola pelea disputada en 28 meses, Ava Knight regresó a México el pasado sábado para medirse a seis rounds en peso súper mosca a Jasseth “Dinamita” Noriega, consiguiendo un apretado empate. 

“En mi corazón, los sonidos de la multitud y hasta la forma Jasseth me felicitó después, yo gané la pelea. Me voy con un empate y una revancha,” escribió Knight en su cuenta de twitter. 

La pelea fue sumamente cerrada y tal vez el empate le favoreció en lugar de perjudicarle, ya que Noriega tuvo mejores momentos durante la mayoría de los rounds. 

Lo cierto es que “La Dama del Boxeo” lució mucho óxido y su nivel estuvo muy por debajo de aquel que la llevó a derrotar a Mariana Juárez y a Arely Muciño y con el que capturó la atención de la afición mexicana. 

Ava Knight es totalmente anónima en Las Vegas, EE.UU., ciudad que irónicamente es la capital del boxeo. Pero en la República Mexicana es un rostro que cualquier aficionado reconocería y se le tiene en alta estima por su entrega y calidad. 

En México, el boxeo femenil tuvo una etapa oscura, pero hoy podemos decir que logró llegar a planos estelares y llegó para quedarse. 

Desde este espacio le deseo a Knight un pronto regreso y que consiga aquí lo que le siguen negando su Nación.

 

Comenta sobre este articulo